Universidades respaldan labor de la Sunedu

En medio de la crisis política que afronta el país, las universidades públicas y privadas hacen fuerza común y elevan su voz para defender el trabajo autónomo de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU), que vela por la calidad educativa universitaria en el país, sin tomar en cuenta intereses políticos y económicos.

Mediante un conversatorio organizado por los 192 años de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa (UNSA), denominado “La universidad peruana en su segundo licenciamiento”, se dio a conocer la necesidad de que la superintendencia continúe con su labor evaluadora, que ha marcado un antes y un después de las casas superiores de estudio.
En el conversatorio, el rector de la UNSA, Dr. Rohel Sánchez Sánchez, precisó que la comunidad universitaria debe seguir trabajando para fortalecer y garantizar la defensa de la calidad en la educación superior.
Para ello se requiere de mayor presupuesto y el apoyo de los poderes del Estado. La máxima autoridad agustina puso como ejemplo la inversión en la promoción docente, que en el caso de la UNSA solo requiere una modificatoria en la ley del presupuesto para evitar procedimientos burocráticos.
“SUNEDU ya es una marca a nivel internacional que está comprometida con garantizar las condiciones básicas de calidad. En ese sentido, la universidad no solo tiene que pensar en la oferta educativa de excelencia sino en la generación del conocimiento científico, tecnológico y su transferencia a la sociedad”, indicó la máxima autoridad agustina.
También participó del conversatorio el presidente de la Asociación Nacional de Universidades Públicas del Perú (ANUPP), Dr. Orestes Cachay Boza, institución que, mediante un comunicado, pidió no crear más universidades públicas sin fortalecer a las ya existentes o que se afecte su presupuesto.
El presidente de la ANUPP hizo un llamado a no retroceder en todo lo que se ha logrado con SUNEDU, que se ha institucionalizado como una organización autónoma, independiente, sin interferencia de un gobierno.
“No podemos retroceder dando vida a otras universidades que sí han faltado a la verdad, la equidad y no han hecho más que solamente usufructuar beneficios organizacionales y personales, el país ya no está para eso, el país tiene que hacerse respetar”, acotó.
A su turno, el rector de la Pontífica Universidad Católica del Perú (PUCP), Dr. Carlos Garatea Grau, coincidió con las otras autoridades universitarias. Preciso que el licenciamiento ha colocado a la universidad en el centro del desarrollo del país, y se hace necesario para ver si las entidades educativas cumplen con las condiciones básicas para llamarse universidades y que no solo sean una etiqueta.
“La apuesta institucional fue de intensificar el compromiso de la universidad con la creación del conocimiento, con la investigación científica y humanística. Eso nos permite tener un número alto de publicaciones indexadas, laboratorios fiscalizados y controlados en función de los estándares de la SUNEDU”, explicó.
A su turno el superintendente de la SUNEDU, Dr. Oswaldo Zegarra Rojas, aclaró que la segunda etapa de licenciamiento se hará mediante un proceso de acompañamiento a las universidades, primando la razonabilidad en la elaboración y evaluación de las condiciones básicas que debe tener cada casa superior de estudios.
Sobre las universidades cuya licencia para impartir la educación superior fue revocada, y que deben cerrar en el plazo de dos años, el superintendente indicó que su única oportunidad de obtener la licencia es que una vez cerradas se presenten como una nueva entidad, cumpliendo un riguroso estándar de calidad.
“Estas universidades indudablemente pudieran tener una posibilidad de acceder al sistema, pero tienen que incorporarse como universidades nuevas, no una segunda posibilidad, sino que, cerraron esa universidad y se presentan como una nueva con condiciones básicas más exigentes, que es el modelo 1.5 para universidades nuevas aprobadas por SUNEDU”, precisó.
La máximo autoridad agustina, Dr. Rohel Sánchez Sánchez, acotó que la universidad arequipeña demoró dos años y medio en lograr el licenciamiento desde mayo del 2016 hasta el 24 agosto del 2018, fecha en que SUNEDU les otorga el licenciamiento por 10 años, siendo la única fuera de Lima en obtener este logro.
De cara al segundo licenciamiento en el 2028, la UNSA se encuentra en un proceso de validación de los planes de estudio y currículos con entidades internacionales como la escuela de Minas de Colorado, la Universidad de Carolina del Norte, la Universidad de Purdue y la Universidad Miguel Hernández de España, todo con miras a continuar con su crecimiento.

A %d blogueros les gusta esto: