Mejoran calidad de ganado vacuno en Islay

Ganaderos de la provincia de Islay iniciaron la práctica de manejo semi-tecnificado y fortalecimiento en la crianza de ganado vacuno de engorde para mejorar su producción y rentabilidad. La iniciativa productiva es impulsada por Leomar Ricardo Delgado Gómez y María del Pilar Regente Fernández, líderes vecinales que postularon la propuesta en al fondo concursable “Participemos 2019” que promueve el Proyecto Minero Tía María.

El proyecto “Mejoramiento de Crianza de Toros de Engorde en Sombrero Grande – Mejía” fue una de las 50 propuestas seleccionadas en la tercera edición del concurso “Participemos” que amplió su alcance a los distritos de Mejía, Mollendo e Islay-Matarani.

Los líderes recibieron como “capital semilla” 13 toros, entre ellos, tres ejemplares cebú, cinco de la raza Brown Swiss y cinco de raza Holstein; además, se les entregó 46 sacos de alimentos balanceados. Estos animales se caracterizan por tener carne y leche muy apreciadas; siendo la primera vez que se promueve este manejo semi-tecnificado de crianza de ganado vacuno de engorde en el distrito de Mejía.

También, se implementó una granja de 300 metros cuadrados en el sector de Sombrero Grande. Como contrapartida para la puesta en marcha del proyecto, los promotores de la iniciativa cedieron el terreno. Los materiales de construcción fueron entregados por el Proyecto Minero Tía María.

Por su parte, los promotores de la iniciativa productiva asumieron el cuidado y crianza de los animales. Asimismo, organizarán talleres y pasantías para productores del lugar, a fin de promover la asociatividad y el fortalecimiento de las técnicas de crianza de ganado en la zona.

Leomar Delgado, líder del proyecto, agradeció a la empresa privada el aporte recibido, porque promueve el desarrollo tecnológico en el sector pecuario, el cual se encuentra estancado hace varios años en la provincia. “El inicio de este proyecto es una motivación para las 70 familias dedicadas a la crianza de ganado vacuno”, agregó.

Delgado explicó que, a diferencia de la crianza tradicional (animales sueltos en las amplias lomas), el ganado es criado en una granja y son alimentados tres veces al día con alimentos balanceados para que adquieran los nutrientes requeridos. La técnica permitirá que ganen peso en menos tiempo. Además, con la introducción de las nuevas razas se mejorará la calidad de la carne.

Esta técnica forma parte de la crianza semi-tecnificada que se impulsa en el distrito de Mejía, y se muestra como alternativa para que productores mejoren sus ingresos económicos.

A %d blogueros les gusta esto: