La Difteria y el riesgo de no vacunar a los niños

En Entrevistas Nexo Online con la conducción de Liz Huamonte conversamos con el Dr. Roberto Salaz Muños, médico pediatra, acerca de la difteria y el peligro de no vacunar a los niños.

«Actualmente existe mucha desinformación acerca de las edades correspondientes para vacunar al niño, las madres temen que estás afecten a sus hijos y no son conscientes de los efectos secundarios que acarrea la falta de atención medica, en este caso, la vacunación» señaló el especialista.

Difteria en el Perú

Gracias al procedimiento de vacunación en mucho tiempo no veíamos casos de dicha enfermedad, pero a raíz de algún descuido lamentablemente llegará a nosotros. Recordemos que la difteria afecta directamente a organos del sistema respiratorio y nervioso.

Esta situación ha ocasionado la reaparición de grupos anti vacunas, incluidos profesionales de la salud que a base de estudios defienden inconcientemente las «desventajas» de estas medicaciones.

«Los ciudadanos son fácilmente manipulables, creen en supersticiones y creencias relacionadas a la medicina tradicional. Por ignorancia, las madres no vacunan a sus niños a las edades correspondientes, o en el peor de los casos nunca lo hacen» señaló su preocupación Salaz Muños.

Las medidas de prevención son básicamente las mismas que se toman para el Covid, sin embargo la diferencia está en qué si cuenta con una vacuna y próximamente se esperan campañas para su aplicación.

Mala alimentación

Somos el país con la tasa más alta de afectados por anemia en niños y adolescentes, un factor muy importante es su forma de alimentarse y las vitaminas y proteínas faltantes en el infante. Afecta a nuestros niños en cuanto al rendimiento escolar y físico. Esta afección se mal relaciona con la pobreza, sin embargo este no es el único factor que influye para que se origine la anemia.

Telemedicina

Una vez llegado el Covid a nuestro país y con esto, el pánico por parte de la población, el Dr. Salas empleó el método de las tele consultas, método que le sirvió para evitar el contacto directo con los pacientes y orientarlos en el manejo del tratamiento para la enfermedad. Las llamadas han reducido con el pasar del tiempo, lo cual le indica al doctor que los casos de desesperación también.

A %d blogueros les gusta esto: