Basílica Catedral reabrió sus puertas

Tras permanecer cerrada durante siete meses por la cuarentena, este lunes 26 de octubre la Basílica Catedral de Arequipa abrió nuevamente sus puertas para que los fieles puedan ingresar a rezar de modo individual ante el Santísimo Sacramento y/o la imagen de su devoción. La capilla en la que el Santísimo está expuesto de modo permanente estará abierta de lunes a sábado de 7 a.m. a 6 p.m., mientras que el templo mayor lo estará de 7 a 10 a.m. y de 5 a 6 p.m. Los domingos, en cambio, tanto la capilla como el templo estarán abiertos de 9 a.m. a 1 p.m.

Las medidas de bioseguridad a seguirse son las contempladas en el protocolo previamente consensuado entre la Conferencia Episcopal Peruana y el Ministerio de Salud, así como en las normas complementarias establecidas por Mons. Javier Del Río para esta Arquidiócesis. Entre esas medidas están el aforo de máximo el 20% de la capacidad del templo, el uso de mascarilla y el distanciamiento social de 2 ms.

En la puerta de ingreso se tomará la temperatura corporal y se procederá a desinfectar las manos y la suela de los zapatos. En el templo no habrá agua bendita ni se podrá tocar las imágenes. La visita podrá durar un máximo de 10 minutos. Se recomienda que no asistan las personas vulnerables o que eventualmente puedan estar infectadas, y no se permitirán las visitas turísticas.

Para facilitar las confesiones y evitar riesgo de contagio, a partir del lunes 2 de noviembre se colocarán confesionarios en el atrio de la Catedral, como se hizo durante el Año de la Misericordia en el que, gracias a esa medida, varias decenas de miles de fieles accedieron a ese sacramento.

Parroquias y templos

En el caso de las parroquias, el Arzobispo ha dispuesto su plena reapertura a partir de la primera semana de noviembre, tanto para la oración individual, como para las confesiones y los bautizos.

El lugar para la confesión estará en un ambiente amplio y ventilado, asegurando la confidencialidad y también el distanciamiento social necesario.

A la celebración del bautismo sólo podrán asistir el niño a ser bautizado, sus padres y padrinos; solo se puede bautizar a una persona a la vez, a menos que sean hermanos. La preparación de los padres y padrinos se realizará de manera virtual. En el caso de bautismo de adultos, la preparación deberá ser necesariamente presencial y según el programa oficial de la Arquidiócesis.

«Por ahora se continuará transmitiendo la Santa Misa a través de las redes sociales de cada parroquia, aunque es muy importante ir preparándose para volver a celebrarla juntos en el templo, porque si todo va bien podremos hacerlo próximamente» ha dicho Mons. Del Río, quien además ha exhortado a los fieles a seguir cuidándose del coronavirus, permanecer unidos en la oración y no desfallecer en la fe.

A %d blogueros les gusta esto: